7/05/2015

Análisis y Comentarios: Copa América, Balance General

Llevaba mucho tiempo sin tener un reto tan difícil: que se me ocurriera una forma de evaluar esta Copa América. Se me ocurrió ir uno a uno, pero lo sentí monótono, aburrido. Después, por alguna razón, se me ocurrió hacer un ranking, pero una vez más no encontré las herramientas para hacerlo dentro de mi cabeza. Por ello me he aventurado a hacer este texto libre, esperando que alguna de las ideas que tengo se condense, con el pasar de los minutos...


Para nadie es un secreto que fue un torneo difícil, desafiante para muchos, con polémicas y algunos errores, pero, sobre todo, un torneo donde faltó un líder, un guía por fuera de la cancha que encausara el mar de talento que son los árbitros que llevaron al torneo. Algunos recordarán ese viejo adagio que dice que la universidad es un mar de conocimiento con un centímetro de profundidad. Creo que nos pasó exactamente eso en el torneo. Tenemos un talento espectacular en Conmebol, un talento que a muchos les encantaría tener para poder explotarlo, pero que acá, poco a poco se ha ido esparciendo, a lo ancho en vez de condensando. 

Tanto así que el mejor del torneo fue el árbitro más fresco, el que sabe hacer las cosas a su modo, el que ha tomado todos los consejos del mundo y los ha moldeado a su estilo. Ese árbitro, Andrés Cunha, que entró por la ventana de atrás al bus de la Copa, pero que se va por la puerta de adelante, con la frente en alto, sabiendo que su torneo fue sencillamente espectacular, a falta de otra palabra que magnifique sus arbitrajes, sobre todo el último en un muy difícil Paraguay vs Brasil. ¿Que merecía la final? Sin dudas, pero a él sí que le costó el mal arbitraje de Ricci en el Uruguay vs Chile. 

Ya que toqué el tema, untémonos completamente. Me parece un poco triste, decepcionante, que el mejor árbitro según el comité no tenga las habilidades o características para sacar adelante un típico juego Sudamericano. Si, no hay que decirnos mentiras, a Ricci le cuestan los juegos calientes, se pone nervioso, no logra controlarlos. Más allá de la reprochable acción de Jara a Ricci se le notó una ausencia de herramientas para controlar el juego preocupante. Ricci técnicamente podrá ser -y es- impecable, pero de nada me sirve que lo bueno sea si no logra controlar un juego así. En UEFA estarían felices con él, pero para Conmebol hace falta un montón. Curiosamente un montón de eso que era la fortaleza de sus instructores en la cancha. Todos nos acordamos de Jorge Larrionda y pensamos en un impecable control, si vamos más allá y nos acordamos de Seneme, tenemos en la cabeza la imagen de un árbitro tranquilo que sabía cuando conversar y cuando amonestar, no la diluida imagen del repelente que fue Ricci al momento de calmar los ánimos.  

Hablando de falta de coherencia, paso de la táctica a la técnica. Quiero tocar el trabajo de dos árbitros: Wilmar Roldán y Néstor Pitana. El primero, finalista, decidió omitir un agarrón prolongado, evidente cuando se acababa el tiempo reglamentario, mientras que Néstor decidió sancionar uno muy leve en el primer encuentro entre Chile y Ecuador. ¿Entonces? ¿Cuál fue el bendito criterio que se estableció durante toda esa semana que entrenaron y analizaron partidos juntos en Santiago preparando el torneo? Yo la verdad no entiendo, y como no comprendo que quería Alarcón, no tengo idea de a cual evaluar como error y a cual como acierto. Acá ya no es cuestión de estilo, ni de interpretación. Es cuestión de si es falta o no y yo, personalmente, creo que el que acierta es Néstor y no Wilmar. Más allá de eso ninguno de los dos me impresionó en el torneo, Roldán estoy seguro podría haberlo hecho mejor, aunque su trabajo fue bueno, mientras que Néstor estuvo inconsistente en la parte disciplinaria, sobre todo en el Colombia vs Perú donde omitió el codazo de James Rodriguez entre otros. 

Me sorprendió positivamente el trabajo de Carrillo. Para los que hablan regularmente conmigo por otros medios no es sorpresa que, después de su Internacional vs Santa Fe de Copa Libertadores, pensara que él no estaba listo para ese encuentro. Me sembraban dudas impresionantes que él despejó con una gran presentación. Lástima que una pequeña molestia física lo frenara un poco, y que Perú lo terminara de sacar del torneo. Uno de los mejores torneos que le he visto al peruano en todos estos años. Y ya que estamos hablando de aspectos positivos hay que resaltar a José Argote. Venía con un perfil bajo, haciendo juegos menores en Copa Libertadores y dirigió una semifinal de Copa América sin problemas. Una expulsión correcta y algunos detalles pequeños con las amonestaciones. Chapeau del venezolano, al cual ojalá Alarcón no le haga lo mismo que a Orosco hace 4 años: "Sos tan bueno para dirigir una semifinal de Copa América, pero no te confió ni unos octavos de Libertadores." Si, ya lo ha hecho y sé que es capaz de repetirlo. Seguimos por el mismo camino, y resalto la actuación del mencionado anteriormente: el boliviano Orosco. Mucha propiedad y seguridad en el decisivo Perú vs Venezuela, con una roja impecable a el jugador de la vinotinto. El partido por el bronce, bah, casi me duermo, Orosco lo hizo de buena forma aunque no fuese medida para nada ni nadie. 

Me molesta un poco saber que en dos Copas Osses no ha podido pasar de fase de grupos. Sobre todo esta vez, que en verdad lo merecía, después de dirigir de buena forma el Colombia-Brasil. Si, contra Osses muchos tienen una cacería de brujas, pero entre chiste y chance realizó una buena labor en un encuentro muy difícil de dirigir, y no se le fue de las manos, como a cierto amigo que consideran el mejor árbitro de Sudamérica. Una lástima que la disposición de las llaves hiciera muy difícil darle otro juego, pero estoy seguro que ha valido la pena sacrificarse para celebrar la primera Copa América de su roja. Otro del que tengo que hablar positivamente es de nuestro primer invitado, un árbitro de gran categoría, don Roberto García. Se adaptó de gran forma al torneo, con algunos detalles sacó adelante juegos típicos sudamericanos muy duros como el Uruguay-Paraguay y los octavos Colombia-Argentina. A diferencia de su selección, donde mandaron un equipo B, a árbitros como Roberto, mostrando la mayor clase de México, los quiero en mi Copa América siempre.

Sigamos de paseo por CONCACAF y hablemos de Joel Aguilar. Siento que le faltó la compañía de Torres y Zumba, sus asistentes habituales. Aún así le tocó un juego movido, donde si bien no se mostró en su mejor forma lo sacó adelante. Otro que siento hizo un papel similar a Joel fue el paraguayo Enrique Cáceres. Está estancado ya hace algunos juegos, lo suficiente para llevar los partidos pero no en el top, ni brillando. Creo que es otro al que le vendría bien salir de su zona de confort y la monotonía, un poco más de motivación, de pronto un torneo FIFA o algún cambio para alterar esa inavirabilidad que raya en el aburriento. Trabajo decente, pero esperaba un poco más de él. 

Y si de esperar más se habla, tengo que mencionar a Carlos Vera. No entiendo aún que pasó. Su primer juego me pareció poco para él en la previa, y tengo la sensación de que él entró con una confianza excesiva. Erró en dos jugadas claves para mi gusto y no merecía más. Aún así creo fielmente que podríamos haberlo visto en otro juego, algo de su nivel, donde de verdad mostrara el gran árbitro que es. Al final creo que todo fue una mezcla de mala suerte, desde su primer juego hasta la sucia jugada de Alarcón de cambiar las designaciones. Si, sigo confiando en mi fuente y no tengo tres dedos de frente, estimado Carlos, para no darme cuenta de que algo extraño pasó ahí. 

Párrafo aparte para Julio Bascuñán, Chile tiene un futuro inmenso en él, dentro de poco va a dirigir grandes cosas, lo de este Argentina-Jamaica fue solo un "abrebocas" de un árbitro serio, comprometido y riguroso. Alguien típico de Sudamérica, con esa severidad que irradiaban Selman y Pozo, pero a la vez una confianza gigantesca en sus capacidades. Ojo con él, está listo para despegar, solo hace falta darle el empujón final lanzándolo al reto que necesita para mostrarse. 

Entre chiste y chance este escrito olivó algo fundamental, de ellos podría hacer fácilmente dos entradas más. El trabajo de los asistentes en el torneo fue de altísimo nivel, con jugadas muy difíciles se trabajó en la mayoría de los casos de gran forma, muy acoplados con los centrales trabajando en equipo como debe ser, a pesar de que algunos tuvieron adoptados en sus encuentros ;). Me gustaría destacar algunos, me gustó mucho el trabajo tanto de Espinosa como de Pastorino, dándole un apoyo fundamental a Cunha en las bandas, ayudándolo en todo lo posible. Belatti y Maidana, impecables en ambos encuentros, de muy alto nivel el trabajo de Guzmán y De la Cruz, sobre todo en la final. Lescano, ¡la colección de medallas de Lescano la envidia cualquiera! Final de Copa del Mundo y Final de Copa América, y no es para menos, sus trabajos son impecables. Se me iban olvidando, Astroza y Barraza, con pie y medio en el próximo mundial, salvaron a Osses en más de una demostrando un verdadero trabajo en equipo. Montaño y Pereira, siendo poco experimentados fueron destacados en su labor. Romero y Urrego tuvieron un error cada uno, pero su desempeño hasta esa semi era ejemplar. De verdad es difícil, muy difícil encontrar errores de desconcentración en ellos, errores que sean explicables más allá de la simple y más sabia explicación: "era imposible de ver en la cancha". Me dolió la mala suerte de Jairo Romero, a quien le deseo una vez más pronta recuperación. Vuelvo a aprovechar para dar mi respaldo a Aquino y Cáceres, con quienes se ha jugado como en ningún otro lado, violado su derecho a la defensa y la presunción de inocencia. Si, esa presunción de inocencia que se nos olvida en el caso de las escuchas mientras que el único involucrado que sigue impune está ahí, dirigiendo uno de los departamentos más importantes de la Conmebol.

Podría seguir escribiendo, horas, pero no quiero volverme aburridor y repetitivo. Al final me terminó saliendo un uno a uno en prosa, pero a su vez estoy contento con el resultado y muy tranquilo con el trabajo de mi equipo, ese equipo que he apoyado siempre desde este lugar, ese equipo que en la copa salió generalmente de negro después de haberlos vestidos con pijamas en el primer partido. Pues estoy seguro que tengo un mar de talento que, apenas exista alguien que de verdad quiera trabajar con ellos, con una idea clara, va a ganar 10000 leguas de profundidad.

-Casos puntuales podemos discutirlos a más profundidad en los comentarios ;) -

6 comentarios:

  1. El comentario me parece acertado, concuerdo con ustedes, los felicito porque se nota un análisis de la Copa desarrollado con criticidad y profesionalismo. Espero que sigan trabajando así y que el blog sea un espacio para el mejoramiento del arbitraje sudamericano, donde se desarrollen análisis de situaciones de juego y un espacio de aprendizaje para los que somos árbitros no profesionales, como los que son profesionales. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hi im here from Corea in the OLIMPIC GWANGJU 2015 I thell that in the first match The South American Referee went very well strong Fernando Falce (URUGUAYAN) Their second game will be Malaysia vs Iran .
    The Brazilian was unable to attend , is that a problem last time and the remplacing is Ivonn the SRI LANKA.
    Best regards

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pity to hear about Dewson. It's kind of funny, since he had yesterday a match at Brasil Serie A.
      Glad to hear about Falce!
      Regards

      Eliminar
  3. Coincido con su comentario, puntualmente en lo que respecta a Cunha, Orosco y Argote, no tanto a Garcia (sin reconocer las faltas persistentes en el medio del campo). Respecto a Roldan (el deberia estar arriba de Ricci para Conmebol) me parece que no quiso ser factor determinante del juego en el ultimo minuto y ser tapa de todos los diarios.
    Me imagino que con la salidad de Gnecco y la entrada de Scime a lo mejor veremos mas liderazgo en este tiempo turbulento de escuchas y chanchullos. Como dices, estos arbitros son potencialmente mejores que cualquier arbitro UEFA si les dan la posibilidad y son guiados por gente capaz y con lo que hay que tener. Como dije en otro comentario, nuestros arbitros todavia estan luchando con cosas tan simples como equipos de comunicacion, porteros con indumentaria similar o arreglos de viaje. Imaginate si solo se dedicaran a entrenar y mejorar en el campo?

    ResponderEliminar
  4. Me pareció malo el arbitraje de Roldán en la final.
    Un árbitro que antes siempre me gustó.

    ResponderEliminar
  5. Ha transcurrido un tiempo suficiente del final de la Copa como para escuchar, leer y dejar que, en el procesamiento de la información, decante en una reflexión que deseo volcar en este espacio. Comparto el análisis general de Carlos y coincido que los menos experimentados (Cunha y Argote) y los "invitados" de la Concacaf fueron los que mejor rendimiento alcanzaron, las expectativas de los más "confiables" de la Conmebol se derrumbaron al verlos en el campo, alli donde hay margen para el error humano que a veces pesa más de lo que desearíamos, pero cuando una y otra vez se ven las mismas limitaciones que "tuercen" el equilibrio que se espera de quien debe impartir justicia en este deporte, entonces da lugar a las suspicacias que rozan el descreimiento y hacen pensar que hay "manos negras" que, movidas por intereses políticos y económicos, direccionan resultados y clasificados... en este sentido, cada día que ha pasado y cada testimonio de periodistas y jugadores de distintas nacionalidades que he escuchado, más me convencen que lo de Ricci fue de una tendenciosidad pocas veces vista... claro, su presencia en una semi, fue el premio de quien o quienes "lo bancan" y una muestra clara de la desprolijidad con que se condujeron tanto la Comisión de Arbitraje (con pocos integrantes) y la de Disciplina, donde alguno de sus componentes, desconocía aspectos reglamentarios... Con todo eso, esta Copa fue el resultado de una suma de irregularidades que alerta. Una pena si lo de Carrillo y Cáceres, merecieron mejor suerte en este torneo, más que el mismisimo Ricci, que no va a permanecer en nuestras memorias por cosas buenas..

    ResponderEliminar

Todo comentario es responsabilidad única del autor del mismo, los comentarios no reflejan la postura del blog sobre sus diferentes temas...