6/11/2018

Los 6 de CAF en Rusia


Después de haber iniciado nuestro recorrido en Asia, alfabéticamente nos toca seguir con el continente africano, que estará representado por seis árbitros en campo, sin tener especialistas en VAR.

Acá, una vez más, debemos iniciar con una nota preocupante: De la lista original han bajado a un asistente, el keniano Marwa Range, por acusaciones de corrupción. Esta vez FIFA no se molestó ni siquiera en sacar un comunicado, volviendo a dejar un panorama oscuro a inicios del torneo.

Nuestro recorrido inicia en el norte del continente, con un país que estuvo representado en octavos de final y el partido del tercer puesto en Brasil 2014: Argelia. Djamel Haimoudi se retiró tras el mundial dejando el relevo generacional en Mehdi Abid Charef. A nivel FIFA participó en los dos últimos Mundiales sub17, llegando hasta los cuartos de final donde dirigió un duelo entre africanos. Sin dudas no es un palmarés muy grande para un Mundial, y, aunque no es el más inexperto, seguro es de los de menor recorrido, por lo cual va a necesitar mucha suerte para lograr dirigir algo en el torneo. 

Tras pasar por Argelia vamos a Senegal. Con el retiro del confiable Badara Diatta por edad, a quien lastimosamente no se le dieron las cosas para un mundial llegó la hora de la participación de Senegal con Malang Diedhiou. Es uno de los árbitros más viejos del torneo, estuvo a punto de que lo dejara el bus de la carrera internacional pero lo alcanzó a tiempo para llegar a Rusia. Estuvo en el Mundial sub17 de 2017 donde llegó a octavos de final, tras ello viajó a Río de Janeiro y pitó dos partidos de primera fase en los olímpicos. Además dirigió el playoff y el juego por el bronce del último Mundial de Clubes. A Diedhiou la FIFA lo ha llevado de a pocos, parece que despega pero aún no ha tenido su gran partido, sin embargo yo esperaría que al menos estuviera en un partido de fase de grupos. 

La referencia de África tras la salida de Doue y Haimoudi es Bakary Gassama. Estuvo en el Mundial pasado y dirigió el Chile vs Holanda. Muchos le criticaron el partido por omitir un par de tarjetas, algo que fue tendencia en el torneo, sin emabargo, quienes lo seguimos de cerca en su continente sabemos todo el potencial que tiene pero aún no ha mostrado en FIFA. Torneos no le faltan, estuvo en Olímpicos de Londres, Mundial sub20 de Turquía, Mundial de Clubes donde dirigió la semifinal del Bayern y la última Copa Confederaciones donde sembró más dudas que certezas tras ver dos veces el monitor y, aún así, obviar más de una expulsión clara en los enfrentamientos grupales que se le formaron. Gassama me tiene en un limbo, le he visto cosas muy buenas, pero su última imagen me dejó con algunas reservas sobre el manejo de situaciones calientes en los partidos. Es un árbitro que puede aparecer en octavos sin dudas, pero, va a tener que ganárselo con dos muy buenos arbitrajes en fase de grupos pues, bien sabemos, las políticas acá también juegan fuerte y Gambia no es un país con tanta "espalda".

Desde 2006 no teníamos árbitro de Egipto en el Mundial, que volvió a figurar también como selección en 2018. Una federación influyente dentro de CAF será representada por Ghead Grisha. Puede que sea un completo desconocido para varios, pero en sus torneos FIFA no le ha ido mal: partido por el bronce en un Mundial sub20, cuartos de final en los Olímpicos de Río y otra participación en fase de grupos de Mundial sub20. Me habría gustado haberlo visto un poco más en partidos fuertes antes del mundial, para que el mundo lo conociera, pues cualidades ha demostrado tener. Sin embargo, es otro de esos árbitros que aún no se ha ganado toda la confianza de FIFA, por lo cual esperaría que su participación se limite a la fase de grupos, salvo algo extraordinario. 

El próximo árbitro es una carta oculta que puede sorprender, algunos lo recordarán por su mundial de Clubes, donde dirigió la final entre Real Madrid y Kashimra: Janny Sikazwe. El árbitro de Zambia tiene ese caballito de batalla que puede ser una fuerte carta de presentación para convencer a más de uno. Además del Mundial de Clubes de 2016 estuvo en el sub17 de 2015 y Sub20 de 2018, en ambos pasando a fases eliminatorias. Dentro de África viene peleando fuertemente el primer puesto con Gassama, y bien podría, en silencio, estar peleando algo más allá de la fase de grupos en Rusia 2018.

Terminamos el recorrido africano con, tal vez, el árbitro más inexperto: Bamlaku Weyesa Tessema. Al hombre de Etiopía lo habíamos visto en muchos torneos FIFA como cuarto árbitro, y, en el último sub17 por fin se le dio la oportunidad de pitar, llegando a octavos de final. Debió haber sorprendido gratamente al comité de árbitros como lo hizo con nosotros, pues logró llegar al mundial con solo un torneo FIFA. Dudo mucho que le alcance para dirigir algo, más aún sin llevar a sus asistentes, pero, al menos, alguna participación tendrá al borde del campo o en la cabina VAR, sabiendo que CAF no tiene árbitros llamados especialmente para esta labor. 

La división de tríos parecía clara al inicio, pero, con la salida de Range, el trío habitual de Gassama quedó incompleto, por lo cual es un misterio como acomodará FIFA las cosas. Sin embargo, podría esperarse, que Charef le preste a un asistente muy experimentado como lo es Etchiali.


Árbitro: 
Mehdi Abid Charef, Argelia, 1980

Asistente 1: Abdelhak Etchiali, Argelia, 1981

Asistente 1: Anouar Hmila, Túnez, 1974

Árbitro:
Malang DiedhiouSenegal, 1973

Asistente 1: Djibril CamaraSenegal, 1983

Asistente 1: El Hadji Malick SambaSenegal, 1979

Árbitro: 
Bakary Papa Gassama, Gambia, 1979

Asistente 1: Jean Claude Birumushahu, Burundi, 1972

Asistente 2: 

Árbitro: 
Ghead Grisha, Egipto, 1976

Asistente 1: Redouane Achik, Marruecos, 1972

Asistente 2: Waleed Ahmed, Sudán, 1974

Árbitro: 
Janny Sikazwe, Zambia, 1979

Asistente 1: Jerson Emiliano dos Santos,  Angola, 1983

Asistente 2: Zakhele Siwela, Sudáfrica, 1982

Árbitro: 
Bamlaku Tessema Weyesa, Etiopía, 1980






Estadísticas
En este análisis eliminé los datos de Bamlaku Tessema pues, su alta variabilidad en los dos partidos que dirigió impedían realizar un análisis adecuado de los demás árbitros.

Goles
Como discutimos en el primer análisis, estadísticamente no hay una diferencia significativa entre la cantidad de goles en los partidos de los árbitros, siendo consecuentes con todo el análisis que se ha realizado. Sin embargo, se nota una alta variabilidad en los partidos de Diedhiou (probablemente explicados por algunos juegos como el de Fiji en los Olímpicos). Por otro lado es interesante ver que en CAF, con la mayoría, se espera al menos un gol en el encuentro y, aun mejor, es el caso de Gassama quien, con una gran cantidad de juegos, mantiene un intervalo pequeño entre 2 y 4 goles.

Amarillas
Esta gráfica me dejó un poco más confundido hacia el análisis que espero encaminar todo este esfuerzo. Gassama, con toda su experiencia, se mueve en un espectro más bajo de tarjetas amarillas junto con el inexperto Charef. Por otro lado Sikazwe y Grisha, dos árbitros que tuvieron que luchar fuerte por su participación cuentan con un esperado de al menos 3 tarjetas amarillas, pasando las 5 como límite superior. Curioso, pero poco concluyente. 

Expulsiones
Es curioso que Sikazwe no haya expulsado a ningún jugador en torneos FIFA aún. Y, a la vez, tener a Grisha con mayor promedio, pero aun así seleccionado me hace pensar en la ponderación del factor político en todo esto. Gassama parece ser el promedio de CAF, Confederación que solemos ver como permisiva a la hora de la relación entre faltas y tarjetas. 

Faltas
¿Se acuerdan por allá, en el gráfico general, un valor atípico lejísimos en CAF? Bueno, ese valor era de Charef, en sus cuartos de final, un duelo entre africanos con más de 45 faltas, lo que explica su altísima variabilidad. Por otro lado, está el comportamiento de Sikazwe, casi milimétrico en sus partidos. Si pensamos más allá, a mí ver esas dos barras tan constantes en Sikazwe me hace sugerir que a él le han escogido muy bien sus partidos, los ha logrado adaptar a su estilo y, con ello, ha logrado tener una actuación muy constante en FIFA. Por otro lado me preocupa el alto promedio de Grisha, en un mundial si te vas a la mitad superior de él esa cantidad de faltas puede ser una exageración. Por último me asombra, otra vez, la variabilidad de Diedhiou: tal vez por eso no ha tenido aún un despegue en FIFA, su irregularidad es muy notoria, a pesar de haber tenido juegos muy extravagantes. 

Penales
¿Puedo ser sincero? Esta gráfica no habla bien de Gassama. 0 penales en 8 juegos me parece extraño, así como me parece extraño las 0 expulsiones de Sikazwe. ¿Hay algún tipo de miedo a tomar decisiones clave como penales o expulsiones? Acá es curioso, pues es lo contrario a la AFC, los menos experimentados tienden a tomar más decisiones de este estilo. Me queda sonando, y, la verdad, no sé como interpretarlo.
Por otro lado me traquiliza ver que Grisha mantiene una coherencia: muchas faltas, sí, pero también las marca dentro del área. 

Resumen Estadístico
El comportamiento estadístico de CAF me deja un poco desconcertado, si bien todos tienen una cantidad similar de partidos hay notorias diferencias y faltas de coherencias. ¿0 expulsiones de Sikazwe? ¿0 penales de Gassama? El más coherente parece ser Grisha, pero se va al otro extremo: promedios altísimos en faltas, algo extraño en el mundo que nos ha diseñado Busacca en estos 7 años.

Nota del Editor: Haciendo Click en los nombres de los árbitros podrán acceder a un perfil de resumen de los mismos.

0 comentários:

Publicar un comentario

Todo comentario es responsabilidad única del autor del mismo, los comentarios no reflejan la postura del blog sobre sus diferentes temas...